Luciano Zambrano Cordero: “Mi vida deportiva está forjada por cuatro pilares”

06-1024x683

Mientras la influencia paterna le hacía estar muy cerca de un balón de cuero, el eligió calzarse unas simples zapatillas y emular a su primer ídolo, Manoli Arnao. Esculpido como persona y como deportista por otro de sus ídolos, el gran Rogelio Sales, como tantos otros en aquella época, su propia personalidad le hace destacar por encima de cualquier otro allá donde vaya y toque la disciplina que toque. Su camaleónica y a la vez idílica relación con el deporte podría ser envidia de muchos principiantes, algo que el lleva con una naturalidad que, una vez más, le hacen llamar la atención entre aquellos muchos que lo admiran.

 Fiel a sus ideas, fiel a sus convicciones y fiel a todo aquel que es capaz de ganárselo como esa misma fidelidad, hoy intentaremos saber algo más de Luciano Zambrano Cordero, sus inicios como deportista, sus vivencias y, porqué no, su particular forma de ser que puede llegar a cautivar.

1.- Luciano Zambrano, cualquiera que te conozca en el pueblo te relaciona con el deporte pero, pueden decir, “Luciano el que corre, Luciano el de la piscina o Luciano el que suele andar en bici mucho”, ¿toda tu vida ligada al deporte, no? Por favor, y a modo de resumen, cuéntanos desde sus inicios esa relación de amor con el deporte en general.

Pues sí, si tengo que echar la vista atrás y buscar el origen, llego a la conclusión de que mi vida deportiva está forjada por cuatro pilares, que de una manera u otra me condujeron al atletismo, el deporte con el que me identifico.

En  primer lugar mi padre. Gran futbolista según los sabios ancianos, él me llevaba a sus entrenamientos tanto de jugador como de entrenador, es a él a quien le debo lo primero que aprendí en el deporte y que llevo a rajatabla en mi vida: ¡El Fútbol no se inventó para mí!.

En segundo lugar mi madre. Con la que fui a numerosas carreras como el Cross de Morón, las primeras maratones de Sevilla, media maratón de Jerez y muchas más a ver como corrían mis familiares. Porque por suerte en la familia que me tocó o eran futbolistas o corrían. Esa madre que, sin yo pedirlo, al saber que iba a correr mi primera carrera en el cross escolar del colegio San José me compró mis primeras zapatillas de atletismo como diríamos en Coria ” An cá Pacheco ” (para los más jóvenes decir que a las zapatillas para correr la llamábamos de suela blanda, vosotros ahora las llamáis retro, sí con esas corríamos).

En tercer lugar mi tía Manoli Cordero, conocida como “La Arnao”, apellido de la matriarca de mi familia, mi querida abuela Josefa (la Ita). Aún recuerdo subir sin que ella se diera cuenta a la habitación de mi tía, lugar que para mí era como un templo, esos trofeos en las estanterías, esos metales en las paredes (y digo metales porque antes con las medallas no se andaban con chiquitas, era auténticos metales pesados), algún dorsal que otro como hacemos todos, ese póster de José Manuel Abascal abriendo los brazos al entrar en meta y esas zapatillas color celeste, unas Joma cross que luego pude tener. Pero si de ella me marcó algo, fue un momento especial cuando desde Oviedo retransmitían un campeonato de atletismo, ahí fue cuando aluciné y soñé, yo sentado viendo esa pantalla en blanco y negro y ¡¡¡salía mi tía!!! Yo quería salir algún día en televisión como corredor.

En cuarto lugar don Rogelio Sales. Sin duda el pilar más fuerte de todos, mi padre deportivo, el que me enseñó todo del atletismo: disciplina, sacrificio, sinceridad con uno mismo, la garra y el pundonor, la autocrítica, la superación, la unión y compañerismo, etc. Y todo con simples anécdotas de batallas en el asfalto mientras nos trasladaba desinteresadamente de carrera en carrera en su Peugeot, año tras año casi semanalmente. De él aprendí que el corredor es uno mismo, que no se corre para nadie más que para uno y de uno mismo depende el resultado final. Su filosofía la llevaré por bandera toda la vida. Me ha servido para afrontar deportes como natación en aguas abiertas,  waterpolo  y con el que desde 1996 estoy siempre liado, que es el triatlón.  

 

Rogelio Sales es mi padre deportivo, me enseñó todo lo que se de atletismo

 

2.- ¿Sabes que yo me enfrenté a tu padre siendo él entrenador del Villafranco y yo jugador del Piscinas Coria? ¿Cómo se explica que te enganchara el atletismo y no el fútbol con tu padre tan cerca?

01

Luciano junto a su madre presenciando un cross en Morón

Pues no se, porque a pocos niños he conocido con más equipaciones de fútbol, más balones “de reglamento” y más botas de tacos de “an cá Chacón” que yo. Mi padre nunca me impuso que jugara al fútbol, yo siempre supe que lo mío era correr contra un reloj y no detrás de un balón. Si a eso le añadimos la emoción que se siente en un deporte en el que todos son aplaudidos y nadie desprecia a nadie, en el que de una manera u otra todos ganan sin desprestigiarse por ello la competición y todo ello dependiendo sólo de uno mismo, ahí tienes la respuesta a tu pregunta.

3.- Hablemos de atletismo pasado, ¿qué recuerdas de esos primeros días junto a Rogelio y su grupo? ¿Quiénes lo formaban?

Recuerdo que en esa época convivíamos con los mayores, salíamos a correr todos juntos. Rogelio se hacía cargo de nosotros mientras a los “grandes” les mandaba sus entrenamientos. Podría citar nombres, como Carmen Valle, Mª José Leflet, Araceli Maldonado, Carmelo Pichardo, Enrique Montaño, Manuel Cordero, Moisés, Fernando Ruiz, Manuel Cortés, Ñaco, Juan José Martínez, Miguel Ángel Salado, Marito, Ezequiel Montero y como no, mis queridos primos Noel, Abel y Jairo… O gente mayor como Rafael “matrona”, el Barquito, el Mixto, el Mixtito, Carlitos Regaña, Eduardo Vidal, Juanma de la Rosa “el can”, Nico etc. Siendo ellos una referencia para nosotros.

Los circuitos tenían nombre y distancia: la vuelta chica, la vuelta grande, la central… y recuerdo que en esa época la lluvia y el mal tiempo eran algo casi deseado, eso de correr lloviendo con esas edades era divertido.

Los únicos medios que teníamos eran los caminos y algunos pares de zapatillas Joma de clavos que compartíamos unos con otros en la temporada de pista y cross.

4.- ¿A quienes destacarías especialmente por su calidad?

Podríamos hablar de muchísimos corredores corianos que han destacado, sin embargo si tengo que hablar de calidad primero decir que para mí la calidad es como el “duende” en el flamenco, se tiene o no se tiene. Si había alguien en esa época con ese “duende” era, sin lugar a dudas, Enrique Montaño. Todo el que ha corrido junto a él sabe de lo que hablo.

5.- Hoy en día hay algún que otro medio más y podemos buscar más apoyos, aunque no para tirar cohetes, ¿qué podrían hacer ellos en nuestros días?

La verdad es que no se sacó provecho a muchos atletas con cualidades diferentes a la carrera. Por ejemplo Carmelo Pichardo, con grandes cualidades en saltos, algún lanzador como Moreno y algunos velocistas que podrían haber salido. Nosotros sólo entrenábamos la carrera y aunque en pista algunos probaban otras disciplinas nunca llegaron a ser competitivos por falta de medios.

6.- ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? ¿Que diferencias fundamentales adviertes con el atletismo de ahora y con la forma de vivirlo por parte de los atletas?

No, pero fue diferente. El tiempo pasado en el deporte siempre nos parece mejor porque éramos más jóvenes y teníamos menos canas, menos kilos y menos dolores. Sí es cierto que hay un pequeño estancamiento en la calidad de las marcas, eso se ve reflejado por ejemplo en las mínimas exigidas por la federación a nivel nacional en categorías inferiores.

Desde mi punto de vista los corredores actuales a nivel popular están demasiado preocupados por las nuevas tecnologías, los nuevos complementos alimenticios, las redes sociales y sobrevalorando las marcas realizadas. Confunden lo que es un logro personal con una hazaña, el mérito no es correr durante más tiempo sino más el ser capaz de correr rápido.

7.- ¿Qué pruebas solías hacer? ¿Cual consideras que era la que se te daba mejor?

Soy mediofondista nato, solía hacer 600 lisos, 1000 lisos y 1500 obstáculos en categorías inferiores, pasando al 800 lisos a partir de junior. Lo que se me dio mejor, a la vista de los resultados en su momento, fueron los 1000 mts lisos. También se me ha dado bien correr el “campo a través” o cross.

8.- ¿Nos puedes hablar de alguna marca de la que te sientas especialmente orgulloso?

2’35 en 1000 lisos (marca que me sirvió para ir al nacional), 1’26 en 600 lisos y 4’30 en 1500 obstáculos.

9.- Aunque ya has dicho algo de él, descríbenos a Rogelio Sales.

Es un hombre de carácter y de raza pero nunca le hacía falta levantarnos la voz para tenernos a raya. Tiene algo que nos inspiraba respeto y nos hacia estar a todos como patitos alrededor de él. Nos podía contar mil veces las mismas anécdotas que nosotros las escuchábamos sin perder detalle. Haber corrido junto a él es uno de los grandes orgullos de mi carrera deportiva.

10.- ¿Qué diferencias y similitudes hay entre la escuela de Rogelio Sales y la actual dirigida por Sebastián Galán? Por cierto, también alumno de Rogelio.

Diferencias evidentemente las hay porque son personas muy diferentes (aunque igual de cabezones) y épocas muy distintas. Y en cuanto a similitudes, está claro que lo que tienen en común es el empeño porque este deporte se desarrolle en categorías inferiores, que yo pienso es la única manera de mantener vivo el atletismo.

03

Grupo de entrenamiento desde alevines a cadetes

11.- ¿Es justo y merecido que todos lo adulemos tanto hoy en día, que hablemos de él como la semilla del atletismo de Coria y que la carrera de Coria lleve su nombre?

Si, el lo empezó todo e hizo que para muchos de nosotros el atletismo sea una forma de vida más que un mero deporte.

La calidad en el atletismo es como el duende en el flamenco. Enrique Montaño tenía ese duende

12.- ¿Son las carreras largas tu asignatura pendiente?

No, nunca me matriculé de ellas. Siempre he tenido claro qué cualidades tengo y donde podría aprovecharlas mejor. Tal vez una de las causas de que nuestro deporte no avance sea el que no elijamos bien las pruebas para las que estamos cualificados, por ejemplo, no todo el mundo tiene por qué correr una maratón.

13.- ¡Cómo estoy de acuerdo contigo en esta última respuesta, Luciano! Sigamos. Hay un comentario extendido por ahí referente a ti, a la media maratón de Los Palacios y a una flamenca, ¿que nos puedes contar al respecto?

Es verdad, no podría decir la fecha porque he intentado borrarlo de mi mente, pero ocurrió. Fue una época en la que estaba corriendo a unos buenos ritmos y me sentía fuerte. Al llegar al km 5 me di cuenta que lo hice sobre 18’ y pensé “esto es mu rápido, pero ¿y si es el día? Esto va a ser un pelotazo”, y seguí… Y no fue un pelotazo fue un mazazo, como diría el amigo Trini “¿ande vas tan ligero muchacho?

Después del km 7 y subir una buena pendiente las piernas empezaron a doler y en el 11 decidí pararme y retirarme. Pero como al pueblo tenía que llegar pues para el pueblo a “trote cochinero”. Y es ahí cuando, si pensaba que no podía ir peor, la cosa empeoró. A falta de 100 metros, con un graderío aplaudiendo, apareció detrás mía un corredor disfrazado de flamenca, con su peluca, su mantilla, su peineta…todos sus avíos, lo único que llevaba de corredor eran las zapatillas y el dorsal. Fue en ese momento cuando me vino a la mente una foto finish de los dos en la portada del Marca y pensé “tierra trágame, mejor lo dejo pasar que disputarle un sprint”.

Así fue.

14.- Escuchas hablar a los corredores populares y solo se habla de ritmos por kms y de marcas, ¿siempre ha sido igual? ¿No piensas que hay demasiada “marquitis” entre los corredores populares que en definitiva lo que debemos buscar es disfrutar del deporte?

No, antes no era así aunque las marcas eran importantes. No teníamos “maquinitas” para que nos fueran diciendo a qué ritmo vamos, cuantos metros llevamos o que tiempo vamos a subir al facebook. Antes aprendíamos a correr por sensaciones y a estar atentos a los datos que nos transmitía nuestro cuerpo, que al fin y al cabo es el que manda a la hora de la verdad y no hay reloj que corra por ti. Bien lo sabes tú que hiciste la mejor maratón que ha corrido un coriano en 2:36:15 si no me equivoco y con un simple Casio.

15.- ¿Y cuando evoluciona Luciano Zambrano hacia otros deportes?

02

Cross San José en Coria junto a Juanjo Martínez

Fue sobre 1996 cuando vi el IronMan de Hawai de ese año y ahí empezó todo. Lo grabé en cinta de video VHS y no paraba de verlo, entonces me di cuenta de que necesitaría aprender a nadar. Y una cosa llevó a la otra. Con el tiempo, con una experiencia como nadador en aguas abiertas y habiendo competido algo en piscina, surgió la posibilidad de jugar en un equipo de waterpolo y ahí volví a cambiar de deporte. Hasta hace 5 años con mi vuelta al triatlón y el atletismo, espero que para siempre.

16.- Hablemos de los deportes de agua, ¿qué es lo principal en la natación, la fuerza, la cabeza o la técnica?

 Sin duda la técnica. Sin una buena ejecución toda la fuerza que uses será malgastada y no efectiva en cuanto a desplazamiento. Y la cabeza, como en todos los deportes individuales, hay que tenerla muy bien amueblada, y ser capaz de dominar las dudas, la fatiga y ese famoso “¿qué hago yo aquí?” que a todos se nos pasa en algún momento por la cabeza.

17.- ¿Hasta qué punto es buena la natación para nuestro cuerpo y como deporte-salud y hasta qué punto es importante como deporte complementario para otros deportes?

 Es un deporte que se realiza sin impacto articular debido a que se trabaja prácticamente sin peso y en el que se moviliza casi toda la musculatura corporal, ayuda a corregir la postura fortaleciendo espalda y abdominales grandes olvidados del cuerpo, aumenta el recorrido articular favoreciendo la elasticidad, aumenta la capacidad cardiovascular, mejora la circulación sanguínea favoreciendo el retorno venoso, e infinidad de beneficios más.

Con una buena adaptación de ejercicios acuáticos puede ser un buen complemento para otros deportes e incluso para la rehabilitación de lesiones.

18.- ¿También has estado enrolado en el waterpolo? ¿Cómo nace el waterpolo en Coria y en qué situación está en esos momentos?

 Sí. Tras un par de años de pertenecer a la plantilla de la piscina climatizada surgió la posibilidad de crear un equipo de waterpolo y se aprovechó. Equipo que empezó desde 0 como un grupo de amigos y llegando a la categoría de Primera División Andaluza.

Tras el cierre de la piscina de más de un año y lo difícil que es disponer de una piscina entera para poder entrenar y no poder crear una escuela, su situación y su futuro parece ser 0. Esto pasa en la mayoría de piscinas de Madrid para abajo, no hay cultura de deportes acuáticos en general y de waterpolo en particular.

Como atleta era explosivo y como nadador necesito un km para coger carrerilla.

 

19.- ¿Qué tal nadador eres? ¿Cuál es tu punto fuerte?

 Al contrario de mis cualidades como atleta que son explosivas y de medio fondo, en el agua y citando alguna frase que me han dedicado “necesito un kilometro para coger carrerilla”, jajaja. No tengo velocidad, soy capaz de mantener un ritmo alto y constante durante muchos metros. Mi punto fuerte son las aguas abiertas al ser capaz de orientarme en línea recta hacia los puntos de giro y ser capaz de hacerlo rodeado de gente.

20.- ¿Y en el waterpolo? Posición en la piscina, goleador, buen defensa… ¿cómo es Luciano?

 Asistente y defensor, un poco “bullero” pero con inteligencia. Mi único objetivo era que no metieran en mi portería, prefería gastar mis fuerzas en defensa y que la recompensa fuera el gol de un compañero, no por él sino porque así yo no perdería el partido. Me costó mucho adaptarme al deporte de equipo al llevar tantos años preocupándome solo por mí, pero con el tiempo lo supe llevar.

21.- Actualmente te dedicas a enseñar a los demás a nadar en la piscina cubierta de Coria, tengo entendido que mereces subir a los altares por tu paciencia, ¿es realmente así?

Luco

Vuelta a Coria, años 90.

 Sí y no. En mi trabajo enseño a nadar e intento buscar la fórmula para que cada uno asimile lo que quiero transmitirle, pero a la vez digo las cosas de forma clara y quizás demasiado contundente. Frases que podrían salir de mi boca son “dedícate al duatlón” o “tú no vas a aprender nunca a nadar”, que aunque no se vea así suelo equivocarme poco y lo digo solo para ahorrarle tiempo y buches de agua a la gente, sin maldad.

Eso solo se lo digo en confianza a los “triatletas” claro, a los usuarios que van a hacer ejercicio sin mayores pretensiones les dedico toda la paciencia que necesiten.

22.- ¿Hasta que punto “el agua” te apartó del atletismo puro y duro?

 El agua no me aparto del atletismo puro y duro, de hecho seguía corriendo, si bien a otro nivel. Es más me dio refugio. Las competiciones en aguas abiertas me dieron la posibilidad de vaciar  mi instinto competitivo en algo diferente pero siempre seguí yendo a las carreras que me apetecía correr, sin importarme la preparación con la que me presentaba en ese momento.

23.- Situémonos encima de las dos ruedas, ¿a qué nivel has practicado ciclismo? ¿Has competido, solo a nivel social…?

 Soy un “globero” por naturaleza, no hace falta que lo jure. Esta sí que es una asignatura pendiente para mí, voy mejorando pero me queda mucho.

24.- ¿Y qué características tiene Luciano como ciclista?

 Me sienta bien la ropa y salgo bien en los retratos. Ya he dicho que es una asignatura pendiente, jajajaja.

Quizás algo de potencia y capacidad de sufrimiento, pero tengo aun mucho que mejorar.

25.- ¿Ha sido la irrupción de un deporte como el triatlón (o el duatlón) la excusa ideal para compaginar tus deportes preferidos?

 Sí, siempre me han gustado mucho el ciclismo y la natación, y fue un poco la excusa para salir de la monotonía de las carreras y probar algo más divertido.

Soy un globero por naturaleza encima de la bicicleta

 

26.- Has sido atleta, nadas habitualmente y enseñas a nadar y montas con cierta maestría en bici pero entonces, ¿cual es tu especialidad más fuerte y en qué flojeas a la hora de afrontar una prueba de esas características?

 Mi principal baza en los principios era defenderme en el agua pero correr muy rápido, con el tiempo el agua pasó a ser el más fuerte de todos. Ahora es imprescindible nadar rápido para tener opciones ya que la modalidad de drafting (poder ir a rueda en el tramo de ciclismo) hace que tengas que salir bien colocado para un buen resultado final.

27.- ¿Te ha sorprendido la fuerza con que ha entrado este deporte en la sociedad deportiva y concretamente en nuestro club?

05

II Triatlón de Sevilla. 1997

No, se veía venir. Con la llegada del triatlón a las olimpiadas de Sidney 2000, primera vez que se hace olímpico este deporte, empezó a ser cada vez más conocido, y como ahora está de moda hacer deporte, ¡y que no decaiga!, pues no podía ser de otra manera, todo el mundo quiere ser triatleta. Por supuesto nuestro club no podía ser menos.

28.- ¿Cualquier persona puede afrontarlo? ¿Qué cualidad principal debe poseer un triatleta y qué disciplina es la más importante de dominar?

Cualquier persona que sepa nadar sí. Ya hay triatlones para todos los niveles. La disciplina más importante a dominar no es otra que el Triatlón, que es un deporte en sí mismo y hay que entenderlo como un todo. Para muestra un botón, este año tenemos a Carlos Lobato, coriano de tan solo 14 años, que ha ganado el triatlón de Sevilla el pasado día 16 de mayo, en categoría sprint federado absoluto. Es un claro ejemplo de triatleta, desde sus inicios entrena las tres disciplinas siempre enfocadas al conjunto.

Acercándonos más a nuestro club tenemos el ejemplo de Noel Reyes, hoy por hoy es capaz de demostrar un gran nivel en cualquiera de los segmentos del triatlón, siendo el mejor triatleta que tiene Coria en estos momentos.

29.- ¿Y cuales son los objetivos a largo, medio y corto plazo de este triatleta? 

De momento este año he dado el paso al olímpico y no me ha ido nada mal, creo que es una distancia en la que todavía puedo mejorar así que de momento con eso tengo bastante. Eso sí disfrutar con lo que haga es el verdadero objetivo.

30.- Una persona de tu experiencia en el deporte debe ser muy útil para un club de las características del Club Atletismo Coria, sin embargo no perteneces a ningún puesto de responsabilidad oficialmente, ¿por qué motivo?

 El disfrutar de este deporte, sentirlo como el primer día y seguir enamorado de él de por vida hace que no quiera que nada lo enturbie, que nada me haga cansarme de él, y que nada rompa la armonía. Admiro a los que como tú desempeñáis un cargo en nuestro club. Gracias a vosotros esto marcha como la seda y me consta que sudor, tiempo y quebraderos de cabeza os cuesta. Yo no estaría dispuesto a tanto. El trabajo que hago de forma extraoficial es un trabajo relativamente cómodo, diseñar siempre se me dio bien.

31.- Desde esa experiencia, ¿en qué consideras que debe mejorar el club a nivel general y particularizando en las distintas secciones del mismo?

 Precisamente el club va viento en popa gracias a la labor de quienes se “pringan”, un salto más sería que todos los demás arrimásemos el hombro o por lo menos no complicásemos las cosas. Hay mucha gente de una forma altruista trabajando en este club, qué menos que les demos las gracias de vez en cuando al igual que les hacemos llegar las quejas.

32.- Volvamos a tus orígenes deportivos, el atletismo, siguen existiendo muchas carencias de medios en nuestro pueblo pero, ¿qué aspectos deben cuidarse y tenerse en cuenta para que el ATLETISMO (con mayúsculas) siga creciendo? ¿Quiénes tienen granitos de arena que aportar para conformar esta montaña?

07

XIX Triatlón de Sevilla. 2015 Foto Finidiblanco

En primer lugar nosotros, mi forma de verlo es que tenemos el deber de transmitir sus riquezas y apostar por ellas con todo, y por supuesto los políticos tienen que ser justos algún día con el atletismo coriano y tratarlo como se merece, cosa que siempre hicieron y hacen con otros deportes. Nada de medias tintas.

33.- Una de las señas de identidad de nuestro club son nuestras escuelas de atletismo, la que llamamos de menores y la de adultos, algo que engrandece la labor realizada dentro del club, ¿qué piensas de ellas?

 Son fabulosas. Si ya lo era la de menores, a la vista están los resultados, la de adultos riza el asunto aun más. El poder educar deportivamente a gente mayor hace que tengamos que citar la frase “nunca es tarde si la dicha es buena”.

En el Tritatlón la disciplina más importante a dominar no es otra que el propio Triatlón

 

34.- ¿Eres de esos a los que se le eriza el vello o se le saltan las lágrimas cuando alguno de nuestros pequeños consiguen éxitos como los últimos campeonatos de España de Álvaro Sierra y Rafael Navarro? Reconozco que al entrevistador le ocurre.

 Tal vez no tanto como a ti, que todos sabemos que eres un sentimental. Yo siento más una euforia que no termina de salir de mi cuerpo, me entran ganas de correr y quiero parecerme a ellos, ¡iluso de mí!. Me parecen marcas espectaculares sobre todo la de Álvaro Sierra en el 400 (48.76) que para mí es la marca más importante en una disciplina atlética que ha conseguido alguien en este pueblo, sin desmerecer las marcas y logros que están obteniendo el resto de los integrantes de la escuela, todos los días no se gana un campeonato de España y tenemos alguno que otro, ¿no?

 

35.- ¿Qué análisis harías del atletismo español actual? ¿Estamos algo falto de las estrellas de antaño como Cacho, González, Abascal, Reina, Fiz, Antón, Berlanas o es que estamos sufriendo una evolución con estrellas en otras pruebas menos clásicas como Cáceres en Longitud, Vivas en peso, Torrijos en triple, etc. a costa del medio fondo y el fondo?

 No creo que estemos falto de estrellas, solo que no son capaces de destacar como lo hacían anteriormente a nivel internacional. No porque sus marcas sean peores, sino porque desde mi punto de vista, se ha abierto un “mercado” de nacionalizaciones que no nos favorece en el medio fondo y el fondo. No quiero que se me malinterprete, no estoy en contra de las nacionalizaciones ni mucho menos, que para la mayoría de los que la asumen es la única forma de escapar de países que están en continuas guerras civiles y de los que no hay otra forma de salir. Es simplemente que en las pruebas en las que antes había 3 keniatas y 3 etiopes, ahora hay además 3 de Bahrein, 3 de Qatar y 3 franceses o ingleses de origen africano. El primer atleta blanco antes era el 7º y ahora se queda fuera de las finales.

Hoy en día es lo que hay y hay que adaptarse a ello, una de las formas que parece ha encontrado el atletismo español es prestarle atención a disciplinas diferentes a la carrera como son saltos y lanzamientos, siempre hemos tenido saltadores y lanzadores eclipsados por el medio fondo y hoy en día no hay mitin o competición oficial en los que no soñemos con medalla de Rut Beitia o una final de Borja Vivas o Eusebio Cáceres.

También mencionar en este punto la escasez de becas y la necesidad que tienen muchos atletas españoles de élite de compaginar trabajo remunerado o búsqueda de sponsor con el atletismo en sí mismo. Es algo de lo que si se consigue comer, se come muy poco y durante muy poco tiempo, de ahí que se queden muchos en el camino.

36.- ¿Tienes o has tenido algún ídolo de esos que siempre lo tendrás como ejemplo a seguir?

 Podría citar muchos atletas que me han maravillado como Carl Lewis, Said Aouita, Hicham El Guerrouj, Sebastian Coe, Heike Dreschler, Michael Johnson, Sergei Bubka, Jonathan Edwards, Merlene Ottey y tantos grandes de este deporte.

Podría decirte muchos, pero tengo que quedarme con los que son para mí los dos atletas a los que admiraré siempre por su calidad tanto deportiva como humana y por la alegría que siempre me ha transmitido verlos correr y son: Haile Gebrselassie el mejor corredor de fondo de la historia y José Francisco Barragán García de Quirós (Mixtito) el mejor atleta que ha dado nuestra ribera.

37.- Haz un poco de pitoniso, ¿qué futuro ves para nuestro atletismo? Me refiero a nuestra escuela, a nuestro club y al atletismo coriano.

 Yo para eso soy muy malo y un poco supersticioso, prefiero no vaticinar nada, aunque hay ya niños con mucha proyección de cara al profesionalismo como Isabel Grau, David Fuentes, Álvaro Sierra, Rafael Navarro y no quiero dejar atrás a Antonio Manuel Vázquez. En sus manos lo dejo.

08

Junto a uno de sus ídolos. Mixto.

38.- ¿Qué podemos o debemos aportar todos los aficionados para conseguir que nuestro deporte siga creciendo?

Demandar de una u otra forma este deporte, y participar tanto de forma activa como pasiva. No se pueden ignorar eventos atléticos en nuestro mismo pueblo y dejar de asistir a ellos. Es tan importante un voluntario como un aplauso detrás de las vallas.

39.- Otra gran experiencia que estás a punto de vivir es la paternidad, ¿querrías para tu hijo algún deporte en concreto? ¿Y si no quiere hacer deporte, le darías un mitin o lo dejarías hacer?

Mi ilusión seria que fuese un gran corredor de 800. Pero quien le va a quitar al abuelo Luciano que le ponga una pelota por delante o al abuelo José Lago que lo haga volar en la piscina. Tampoco podrá hacer nada cuando su madre le cambie el canal de los dibujos por Teledeporte para ver el balonmano. Intentaremos darle la mejor educación deportiva posible y será el quien dirá con el tiempo, como yo hice, si quiere hacer deporte o no y el será quien elija su camino, si decide ser deportista.

Mis ídolos son Gebreselassie y José Francisco Barragán “Mixto”

40.- Con alguien tan polifacético deportivamente hablando salen muchas preguntas que hacer y muchas se quedarán en el tintero pero, debemos despedirnos, no sin antes darte la oportunidad de que te alargues todo lo que desees y te dirijas a quien desees.

En primer lugar me dirijo a María quien me aguanta cuando estoy cerca de ella y me anima a salir a entrenar o “lo que sea” para poder estar un rato tranquila.

A mis primos Noel y Abel Reyes querría decirles que igual que yo bien se que me admiraban y querían correr como yo ahora soy yo quien quiere ser de mayor como ellos. La tarea es complicada.

Querría agradecer a Francisco Herrera su dedicación a este club. No todos los días se encuentran tipos tan íntegros, legales y desinteresados. Algunas veces me cuesta entender qué recompensa puede obtener. ¡“Presi” eres un crack!

Y por ultimo querría dirigirme a “l@s colegas”, l@s compañer@s de fatiga, de cuya juventud me nutro y me sirven para mantenerme lo mas alerta y competitivo que me permiten los años, que en enero serán 40. Sin ell@s, el recién creado grupo de triatlón, esto sería mucho más aburrido. Las risas, las cervezas, los piques, los “wassa” porque guasa hay tela… a cada uno de vosotros os admiro porque cada uno tenéis vuestra historia y es igual de valida que la mía.

Club Atletismo Coria. Mayo 2015

Sin comentarios aún.

Deja un comentario